Óscar Wilde

Óscar Wilde / Imagen tomada del sitio https://eltornilloquetefalta.files.wordpress.com
Óscar Wilde / Fuente: https://eltornilloquetefalta.net

El destacado escritor, poeta y dramaturgo Óscar Wilde nació el 16 de octubre de 1854 en Dublín, Irlanda. Murió el 30 de noviembre de 1900 en París, Francia. 

De profundis es uno de los libros que más me han conmovido, es la epístola de Óscar Wilde a Lord Alfred Douglas, escrita en la cárcel Reading en marzo de 1897 y publicada por su albacea literario Robert Baldwin en 1911. Fue traducida al español por José Emilio Pacheco.

Es una lectura triste, espiritual y reflexiva donde Wilde no sólo muestra sus emociones de amor, tristeza, culpa, acusación y perdón sino también reflexiona acerca del arte, el tiempo y la naturaleza humana. En memoria de este hombre que tanto admiro, quiero compartir las anotaciones que hice de esa lectura:

Nada debe revelar el cuerpo salvo el cuerpo.

Hay una primera vez para todo.

La salud es el primer deber de la vida.

Dale a un hombre una máscara y te dirá la verdad.

A los artistas nos les importa la respetabilidad.

Los viajes serios de la vida involucran terminales de tren.

Tantas cosas hermosas se forjan con sufrimiento, dolor, fatiga, huesos rotos y piel ampollada.

El amor griego, el amor platónico, es la forma de afecto más elevada que se conoce.

Si pudiéramos elegir nuestra naturaleza, si sólo pudiéramos elegir pero es inútil.

Cualquiera sea nuestra naturaleza debemos seguirla o nuestras vidas, mi vida, sería sólo deshonestidad. Conócete a ti mismo. Yo no me conocía.

Tengo pasión para civilizar a la comunidad. No reconozco distinciones sociales de ningún tipo. Para mí la juventud es tan maravillosa.

A donde la vida te conduzca debes ir.

Para dormirme, cuento mis defectos.

Yo desafío a la sociedad.

Lo que es poesía para uno es veneno para otro.

Una carta para Bosie donde le digo que lo quiero pero que nunca más volveré.

Sufro como en el infierno y no bromeo.

Yo no quiero confesarme, quiero matar a Bosie o a mí mismo.

Debe hacer lo que le dicte su naturaleza.

Ay, Bosie eres mi catástrofe, mi condena.

Al escribir sólo me importa la literatura, el arte. No persigo hacer el bien o el mal, sino crear algo que tenga belleza. No hay moralidad o inmoralidad en el pensamiento.

La realización de uno mismo es la meta de la vida. Es mejor lograrlo a través del placer que del dolor.

Si deseas seguir leyendo otras anotaciones de De profundis referente al amor, visitar el siguiente enlace:

Amor en la Literatura

 

 

One thought on “Óscar Wilde

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *