Elvia Arzola, apasionada peluquera de niños

Doña Elvia Arzola, dueña de Los Picapiedras/ Foto:Gabriela Barrios
Doña Elvia Arzola, dueña de Los Picapiedras/ Foto:Gabriela Barrios

 

 

 

“Hasta ahorita no he cortado oreja, en 36 años”

 

 

 

 

Mi mamá ha decidido cortarme el cabello. Tengo seis años de edad y ella ya no puede más con esa batalla infructuosa de ponerme moños y hacerme coletas; es tan lacio que no resiste ningún objeto sobre él. Llegamos a Los Picapiedras; el lugar es pequeño, con un tocador, una silla infantil y otra más grande de peluquería; la música de Cri Cri se mezcla con los murmullos de señores y señoras que llevan a sus hijos para un corte de cabello. Después de una larga espera, por fin es mi turno. Sigo las instrucciones de la señora de Picapiedras, que alterna su conversación con los padres con indicaciones para mí: voltéate, agáchate, mira de frente; escucho el sonido de las tijeras y siento el movimiento de sus manos que trabajan magistralmente para que mi cabello indomable adquiera forma.

Elvia Arzola con niño pequeño/Foto:Gabriela G. Barrios
Elvia Arzola con niño pequeño/Foto:Gabriela G. Barrios

Han pasado 30 años y estoy de nuevo esperando turno en Los Picapiedras; me cubre la nostalgia, los recuerdos llegan. Ahora no soy yo quien se sentará frente al espejo sino mis sobrinos. La ubicación del local es otra y me percato que los muebles también cambiaron, sólo permanecen el cuadro del payasito, colgado arriba del espejo del pequeño tocador; y el entusiasmo de la señora de Picapiedras, quien sigue ahí como antes, con su sonrisa, una conversadora incansable y con esas palabras decididas y cariñosas para lograr que un niño se deje cortar el cabello.

La observo y quiero saber más de ella, de su oficio, de su vida en ese lugar que pareciera congelado por el tiempo. Me decido a preguntar, primero su nombre: Elvia. Antes solo la nombraba como la “señora de Picapiedras”.

El inicio

¿Cómo surgió su gusto por la peluquería?
Ni yo misma lo sé. La verdad se me ocurrió y empecé. Le fui tomando cariño poco a poco. Me empezó a gustar más y más, hasta la fecha.

¿Estudió para esto?
La verdad no. Todo fue la práctica. Cuando era chamacona, no hace mucho tiempo (risas), sí estudié peinado, en Guadalajara, pero la verdad siento que también eso ya lo traía.

¿Hace cuántos años se dedica a la peluquería?
Como cerca de 36 años, ¿son poquitos verdad? (Risas).

Elvia Arzola en su actual peluquería/Foto:Gabriela G. Barrios
Elvia Arzola en su actual peluquería/Foto:Gabriela G. Barrios

¿Dónde empezó usted, en su casa?
No, en la Avenida Central entre la Octava y Novena Oriente. No recuerdo el número. Estaba al lado de la peluquería Don Alonso. Estuve ahí como unos 15 años.

¿Por qué el nombre Los Picapiedras?
Con mi esposo, en aquel entonces, empezamos a buscar el nombre, buscamos nombres infantiles. Un día me llevó para contratar al rotulista y me preguntó: ¿qué nombre se le va a poner? Yo iba bajando del carro y vi unas revistas tiradas, ahí, cerca del carro, eran de Los Picapiedras, me volvió a preguntar, ¿cómo se va a llamar entonces? Los Picapiedras, respondí. Me dice: oye me parece muy bien. Ahí surgió la idea de Los Picapiedras.

¿Por qué una peluquería y no una estética?
Porque no había aquí peluquería especial para niños. Y como venía de México y peinando; aquí quién se peina, nada más se peinan en fiestas propiamente, así que me llamó más la atención la peluquería para niños. ¡Sabía que de ahí me iba pa’rriba!, porque ya ve que nadie le tiene paciencia a los niños. Ahora me han llegado señores, señoritas, señoras que me han comentado que de niños les cortaron la oreja, ¡yo hasta ahorita no he cortado una oreja, en 36 años!

Entonces, ¿también le corta el cabello a adultos?
Sí, a los que les cortaba el cabello cuando eran chiquitos y sus hijos o los nietos. Ya son tres generaciones que voy cortando.

La experiencia

Doña Elvia cuenta emocionada: “Hace años les decía a los niños mientras les cortaba el pelo, ”agáchate viejo, agáchate viejo”; un día un niño, que venía nada más con su calzón, una playera y sus chanclitas, entra y me dice: “¡Ya llegué, vieja!”. Le dijo su mamá “Oye, no seas grosero”, y él contesta: “¿Por qué? Si ella me dice viejo, pues yo también le digo vieja”. De cariño les decía: viejo, muñeca, muñequita, precioso, muchas cosas y nombres de cariño.

¿Se encariña con su clientela?
Si, bastante, y les tengo mucha paciencia. Ahí está mi secreto. Pero no lo quiero decir porque si no me lo roban. (Risas).

Cuénteme…

Doña Elvia trabajando/Foto:Gabriela G. Barrios
Doña Elvia trabajando/Foto:Gabriela G. Barrios

Cuando no se dejaban peluquear, les decía: la cucaracha, el ratón y el niño volteaba hacia abajo y ahí en friega a cortarle el pelo rápido y eso es lo que me emociona. Hay otros niños que están llore y llore, les dice la mamá que no lloren, yo les digo: ¿Cómo que no?, déjelo que llore pero que se oiga de aquí hasta Chiapa de Corzo. En verdad, a mí los niños que lloran más y los que dan más lata me quitan el estrés. Hasta los mismos doctores que son mis clientes desde que eran niños, me dicen: “¿cómo es posible que le quiten el estrés? Si es insoportable”. Pero es que no le saben hallar el modo. A otros le dice la mamá que no se muevan, les digo: Muévete gordo, muévete. Llevándole la contraria al niño y a la mamá, entonces al ver eso el niño dice: “¿Por qué me voy a mover?, no me muevo y ahí está el chiste”.

Su trabajo

¿Si no se dedicara a esto ¿qué le hubiera gustado ser?
Doctora, licenciada, esas dos cosas me fascinan. Ayudaría mucho a la gente, a los niños, a los viejitos.

¿Hay niños que ya siendo padres o madres de familia regresan con sus hijos?
Sí, casi la mayoría y sobre todo las abuelitas me traen a sus nietos. A veces les hago el mismo corte que le hago al papá.

¿Qué sensaciones le da ese hecho?
Imagínate. Me siento en la gloria. Siento que me quieren.

¿Qué es lo que más le gusta de su trabajo?
Todo. Ser puntual, que a veces no puedo, pero cuando se me hace tarde hasta siento ganas de llorar porque pienso que ya me está esperando alguien. Amo mi trabajo, después de Dios y de mis hijas, amo mi trabajo. Lo adoro.

Peluquería Los Picapiedras/Foto:Gabriela G. Barrios
Peluquería Los Picapiedras/Foto:Gabriela G. Barrios

¿Cuál ha sido su mayor reto en el caso del corte a los niños?
Siempre es un reto cada niño. Hay veces que me dicen las mamás: “le traigo un niño que ahora si no va usted a poder con él”; le digo al niño: “tu mamá me decía que ibas a llorar, que ibas a vomitar y todo eso a qué horas, nada”. Hay veces que un niño está con la finta de que quiere vomitar y le pongo la mano abajo de la boca y le digo: “órale, órale, vomita, vomita, sácalo para ver a qué huele porque los otros huelen unos feos, otros bonitos pero yo creo que el tuyo huele feo porque estás llorando mucho”, y ya no vomita.

El secreto

¿Cuál es el secreto de tratar con los niños?
El secreto es que me traen dinero, ese es el secreto, porque si a usted le dan dinero tiene que trabajar bien para que aquella persona regrese. Todo está en el poder del dinero. Si lo trato mal ya no va a regresar entonces lo trato mejor para que regrese. Si no trato bien a mi clientela júrelo que no viene.

Tengo clientes que ahorita están estudiando en Canadá o viven en Francia o en el Norte (México). Tengo mucha gente que se fue al extranjero y cuando regresan me vienen a ver y siento que me desmayo de felicidad. Alrededor de Chiapas tengo mucha clientela. Abro los domingos porque sé que van a venir de fuera. Varios doctores me han dicho que ya no abra el domingo y sin embargo, ellos han venido el domingo a cortarse el pelo. Les pregunto: ¿No que me dice que no venga el domingo? Y me contestan: “Pero como es necia y terca, vengo”. Si falto un día a mi trabajo me siento desesperada.

¿Esos 36 años de trabajo han sido ininterrumpidamente?

Los niños,ahora adultos, regresan/Foto:Gabriela G. Barrios
Los niños, ahora adultos, regresan/Foto:Gabriela G. Barrios

He cambiado como cuatro veces de domicilio. Me fui sobre la Octava, al dar vuelta enfrente de Banca Serfín, ahí vivía y tenía mi peluquería; luego regresé a la Avenida Central porque estaba desocupado el local. Tuve un problema muy serio y me fui a México por dos años. Cuando regresé me dio gusto porque la gente me recibió con los brazos súper abiertos. Mi clientela dice que sufrió mucho porque yo no estaba, pensé que me estaban cuenteando pero con el tiempo vi que sí era verdad. Para que me vaya de Chiapas, ya ni muerta, aquí en el Cristo de Copoya me van a poner para que me vaya a ver toda mi clientela después.
La otra vez vino una señora y me dice: “oiga señora me recomendaron aquí pero veo que no es para niños”. Volteo a ver a mi cliente, que es un señor, y le contesto a la señora que a toda mi clientela grande le digo bebé y que cuando un cliente nuevo que me está esperando y queda viendo a mis clientes adultos, les digo que él es mi bebé porque desde chiquito le quito el pelo. Le da risa a la señora y dice: “entonces me corta también a mí el pelo”, se hace mi clienta.

¿Es fácil ganarse la vida con su profesión?
Pienso que Diosito me está dando el trabajo pero gratis, porque yo no siento que estoy trabajando, no me canso, de repente sí, es lógico, pero ya cuando son las seis de la tarde, digo ya se está haciendo de noche, ya quiero llegar, acostarme a las ocho de la noche para que al día siguiente esté en mi trabajo.

¿A qué famoso le gustaría cortarle el cabello?
A toda mi clientela porque todos son famosos para mí.

¿Qué hace en sus ratos libres?
Veo reportajes o me pongo a tejer bufandas que vendo.

¿Quién le corta el cabello?
Yo me lo corto. Todo mundo me pregunta que quién me lo corta y muchas clientas llegan cuando me lo estoy cortando.

Doña Elvia y sus instrumentos de trabajo/Foto:Gabriela G. Barrios
Doña Elvia y sus instrumentos de trabajo/Foto:Gabriela G. Barrios

[box]

SILUETA

Nombre: Elvia Arzola Rodríguez

Lugar de nacimiento: Silao, Guanajuato.

Edad: Para los que me quieran traer regalito (risas) el 6 de enero, es que mi mamá se portó bien.

Número de hermanos: Somos 13 conmigo. 7 hombres y 6 mujeres. Yo soy la tercera pero la primera mujer.

Estado civil: Solterita.

Número de hijos: Tres hijas.

Pasatiempos: Ir al cine con mis hijas, ir a plaza, ir a comer allá.

Música: Instrumental porque esa me relajaba cuando en México trabajaba peinando, pero aquí no, aquí me ponen la caricaturas, bien chillonas y bien fuerte y lo tengo que aguantar. Ya estoy acostumbrada después de 36 años. (Risas).

Película: Me gustan de espanto para relajarme, que tengan drama o las cómicas.

Comida predilecta: El mole.

Rituales: Pedirle a Dios para que me dé un día más.

[/box]

[box]

EN CORTO

Doña Elvia Arzola/Foto:Gabriela G. Barrrios
Doña Elvia Arzola/Foto:Gabriela G. Barrrios

Tijeras: Amor

Peine: Paciencia

Espejo: Sabiduría

Niñez: Hermosa

Sonrisa: Bella

Corto: Rápido

Largo: Menos

Experiencia: 36 años

Picapiedras: Hermoso

Único amor: El papá de mis hijas

[/box]

 

*Entrevista publicada en El Heraldo de Chiapas, 07 de febrero del 2013.

 

35 thoughts on “Elvia Arzola, apasionada peluquera de niños

  1. Gaby, Lety:
    Hermosa nota y además, entrañable. Me ha gustado mucho. Dan ganas de cortarse en pelo con ella -o mejor dicho, de ver cómo se lo cortan a Roma, que le vendría perfecto a esta altura del año-.
    Las felicito, chicas. Son “grosas”.
    Besotes desde Buenos Aires -un sitio que las espera siempre-.

    1. Saludos doña elvi usted sabe que la queremos mucho, forma parte de nuestra vida y no olvido la paciencia que tuvo para cortar mi abundante cabellera Jaja y todas las veces que lloré por no quere que me cortara el cabello la queremos mucho Dios la bendiga. Con cariño. Mónica y margarita

  2. Querida Romana

    Apreciamos tus palabras que sabemos sinceras y llenas de cariño. A nosotras también nos gustaría ver a Roma sonreír frente al espejo de doña Elvia, y embelesadas buscaríamos el ángulo perfecto para capturar sus muecas mientras le cortan el cabello.

    Te extrañamos. Ya sabes que en Chiapas tienes un hogar que los espera.

    Abrazos.

    1. Es lindo volver a los recuerdos, Laura y más cuando algo inesperado los evoca, como esta entrevista.

      Gracias por tu visita y tu comentario.

      Abrazos.

  3. Hermana te felicito mucho por tu trabajo, la entrevista me gusto mucho, que te siga llendo muy bonito, tu hermana que te quiere Juanita de Sinaloa, un abrazo y besos..

  4. Que orgullo y q gusto da q entrevisten a una mujer tan trabajadora y sobre todo un ser humano lleno d valores .
    Te mando un gran abrazo tia desde el D.F.
    tu sobrina Claudia

  5. Me encanto la nota mas porque yo soy uno de sus tantos bebes que sigue llegando ahi desde hace 34 años siempre con la emoción de platicar con Doña Elvia que ademas de dejarnos guapos nos escucha y siempre tiene una conversación divertida llena de consejos y valores.
    Felicidades Doña Elvia! Un bello reconocimiento para ud.
    Luego paso para que me de una recortadita, pero no de oreja… =)
    Atte. Marco López

  6. Me llena de felicidad saber que por fin hacen publico el tan excelente trabajo de Doña Elvia, llevo 22 años yendo a cortarme el cabello con ella, mes con mes y es todo un placer siempre llegar y que nos reciba siempre con una gran sonrisa y que al momento de sentarnos para cortarnos el cabello nos diga “Guapo o medio Guapo”? Jaja! Precisamente hoy fui y me enteré de tan grata noticia! Ya era justo! Y hablo en plural por que casi toda mi familia se corta el cabello con ella! Unos chicos y otros ya no tan chicos! Felicidades Doña Elvia! Se que lo leera!
    Diego Zúñiga.

  7. Saludos a doña elvia la conozco hace aproximadamente como 8 años y solo con ella me corto el pelo, lo que dice en la entrevista es cierto. contadora de buenas historias, atenta y cariñosa con la gente y eso hace que uno regrese y se convierta en su cliente aparte de un exelente corte de cabello me llevo siempre una bufanda!!

  8. . Déjame reposar,
    aflojar los músculos del corazón
    y poner a dormitar el alma
    eso diria jaime sabines si estuviera vivo ahora si doña elvis corteme toda esta pelazon que llevo en mi cabeza.

  9. FELICIDADES

    Por la entrvista y que sigas cortando el
    pelo a muchos bebes mas y que los sigas
    dejando guapos como hasta ahora(yo no sabia
    que hacias milagros)
    saludos de tu hermano Arturo

  10. jejejejej hasta ahorita voy sabiendo como se llama usted, yo llegue con mi hijo hace poco más de un año (ahorita tiene 2 años 8 meses), buscaba un lugar para niños, y después de probar otro lugar y no muy me gusto, recorde los famoosos picapiedras, y que mis papás nos llevaban a mi hermana y a mí con usted, fué un domingo, y estaba abierto, cosa que nos gusto mucho más. Aunque mi hijo sigue llorando, me puede encantar que una vez que usted termina, el siempre le dice adiós y hasta beso le da, ayer que lo llevamos, toda la tarde se la paso diciéndo que usted era la señora que regalaba bolis jejejeje. Gracias y que sigan los años contando maravillosas experiencias, Dios la siga bendiciendo como hasta hoy

  11. HOLA DOÑA ELVIA

    FELICIDADES POR TANTOS AÑOS DE EXPERIENCIA Y ESO ES CUANDO AMAS EL TRABAJO.ALGUIEN DIJO:
    AS ALGO QUE TE GUSTE TANTO QUE VERAS QUE BIEN TE LO PAGAN. QUE HASTA LO HARIAS GRATIS.

    MUCHO EXITO.

  12. Hola que tal, me gusto este reportaje y felicidades a doña Elvia, mi esposo llegaba de niño para q le cortara el cabello en la “peluqueria los picapiedra”, ahora llevamos a nuestro hijo…es una persona muy amable y a uno le quedan ganas de seguir llegando….ama su trabajo y lo hace muy bien…Felicidades y ojalá continue cosechando éxitos… DLB.

  13. felicidades sra guapa por tan hermosa vida y como bien dice empezo contardo pelo a mis hijos y ahi se sigo yo y ya estando el nieto por aca hay se le llevare, muchas bediciones para tu y que DIOS NUESTRO SEÑOR LA SIGA SOSTENIENDO EN LA PALMA DE SU MANO DANDOLE SALUD Y AMOR.

  14. Me encanto la nota muchas FELICIDADES por tantos años de experiencia y eso es porque ama su trabajo…!!! Yo empeze a ir ahi pork mi tia me lo recomendo mucho ahy llevaba a mis primos y yo que soy madre primeriza empeze a ir ahy y mi bb desde los 4 meses lo llevo con la sra. Elvia para k lo ponga bello y i bb encantado con ella…Felicidades y que sean muchos años mas…EXITO

    1. Doña Elvia comenta:

      “Gabi hermosa ante todo quiero darte las gracias por esta entrevista tan hermosa y alegre y llena de amor, no se me va a olvidar el resto de mi vida; gracias que Dios te bendiga y te cuide, te quiero…Agradezco también infinitamente todos los comentarios tan agradables que me han dejado mis clientes, también a quienes no me conocían y lo han hecho a través de esta entrevista. Estoy emocionada, desde que salió publicada, cada día me hacen comentarios que me llenan de felicidad y me dan fortaleza de seguir adelante con este trabajo que hago con gusto y esmero.

      Los espero en mi peluquería como siempre, con la alegría de saberlos satisfechos con mi esfuerzo.

      Elvia Arzola.”

  15. Gracias doña elvia por esa confianza que medio, y yo le doy gracias a dios que toda via ahigan personas con mucha paciencia como usted que trata de cumplir el gusto de cortarles el cabello a sus clientes
    fijese que nuevamente encontre a una persona tan amable y que le haya agarrado la forma de como cortarme el cabello.

    que dios la bendiga y que le siga dando mucha paciencia,

  16. 🙂 Hoola Doña Elvia, yo se que leerá esto!…de igual forma me llena de alegría saber que el tan buen trabajo que realiza se dá a conocer a través de otros medios y por personas de muchas y variadas profesiones como Gabriela…cosa que la vuelve aun más famosa jejej…además, nunca irse a cortar el cabello se volvió tan emocionante, como al ir ahí, siempre escuchando sabios consejos, grandes experiencias, aprendiendo cosas nuevas…..
    Además, aunque el local ha cambiado de lugar varias veces al pasar del tiempo, los muebles siguen siendo casi los mismos…y es ahí en donde veo y que por decirlo así, he ido pasando de nivel conforme he ido creciendo tanto de estatura como de recuerdos….primero sentado en una alta y pequeña silla para bebes, luego por la mediana y amplia silla roja que da vueltas, y en este momento me imagino sentado en una baja y blanca silla de cuadricula….niveles que hacen como única diferencia la silla, dado que siempre seremos considerados por ella como bebes, lo cual sinceramente agradecemos mucho, mi familia y yo. Muchas felicidades, siga así y nunca cambie!! Sólo me queda decir: ¡gracias Doña Elvia! 🙂

  17. Desde hace aproximadamente 30 años conozco a doña Elvia ya que inicie llevando a mis dos sobrinos varoncitos para que le cortará el cabello, en la actualidad ya mis sobrinos son profesionistas y se acuerdan de ella. Es una persona muy trabajadora la estimo mucho, porque se lo difícil que a sido para ella trabajar para sus hijas que afortunadamente son buenas muchachas. La felicito y espero nos siga cortando el cabello como hasta ahora.Que Dios la bendiga. Saludos y besos.

  18. Doña Elvia, soy Carlitos y cada vez que me corta el cabello me da mucha risa y usted me ha tenido mucha paciencia y le agradezco mucho,gracias por su sonrisa y palabras bonitas…Cuidese mucho..

  19. Feliicidades doña Elvia! Recuerdo que cuando me llegaba a cortar el cabello me decía la dejo más guapa de lo que viene?, ahora llego para que le corte a mis dos bebés… Dios la bendiga siempre

  20. Hola doña Elvia saludos de la familia Solis que desde hace tiempo a llegado a su peluquería. Y no la cambiariamos Gracias por ser tan buena onda jaja Dios la bendiga FELICIDADES!!:)

  21. Hola Doña Elvia, sigue la tradición de cortar el cabello con usted, nos corto a mi y a mi hermano y sin duda alguna ahora a mi hijo, y como usted dice, lo deja guapisimo :)la felicito por su trabajo, que Dios la bendiga y siga como hasta hoy.

  22. Hola doña Elvia, la felicito por tener esa gracias que Dios le diò para cortar el pelo y la paciencia para trabajar con niños; a mi me cortò el pelo sin ser niña y me ha dejado muy a gusto con mi corte, no cabe duda que la experiencia es algo que tambien usted posee, la felicito de todo corazon y es usted muy amable.
    siga adelante y cuando ya no haga cortes recuerde que es de las buenas.

  23. Hola abuelita, usted me cortaba el cabello hace como 17 años, de 1 a 7 años según mis papás. Lloraba mucho cuando me lo cortaban, pero solo usted sabía como hacerle para que me estuviera tranquilo. Que bendición que en el tiempo tenga que ver otra vez en algo con usted. Nunca deje el amor al arte, y sobre todo siempre estar motivados para continuar. Éxito y buenas vibras.

  24. Fue un acierto hacer este reportaje, después de muchosssss años, regrese a “Los Picapiedras” pero ahora con mi hijo. Y la verdad, ver de nuevo ese cuadró del payasito me remonto a mi niñez. Sra. Siempre fue una felicidad ir con usted, y ahora lo va a ser para José Adrián, que siempre siga adelante y que Dios la bendiga, con cariño Sara.

  25. Tuve la fortuna de, apenas ayer, haber sido su compañero de viaje. Fue la hora y veinte minutos mas sabrosos que pude pasar, qué platica tan bonita.
    Me platicó cómo le hace para tratar niños tan traviesos. De verdad qué talento tan grande. Espero que nos dure bastante y que todos sus bebés no la olviden.
    Desgraciadamente no tuve el honor de haberme cortado el cabello con ella, ya que viviamos muy lejos, pero seguramente, un dia de estos pasaré a visitarla. Mandaré a mis sobrinos ( a ver si los aguanta).

    Un saludo doña Elvia, se que lee los comentarios de esta página. Espero le saque una sonrisa. (Se acuerda, que en el avión, yo pedi cerveza y usted refreso?, o fue un despiste nomás, jajajaja)
    Saludos y un fuerte abrazo..

  26. Que buena entrevista, tengo 21 años y aun me sigo cortando el cabello con doña Elvia. Es una persona admirable y muy alegre. LOS QUE NO LA CONOCEN AUN VAYAN A PELUQUERIA LOS PICAPIEDRAS SALDRAN CON UNA SONRISA EN LA CARA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *